Casel•la Restaurante

Casel•la Restaurante

Eran buenas las recomendaciones por parte de amigos sobre Casel•la Restaurante, en el  segundo ensanche ( y abarrotado de locales)  de Valencia, calle Conde Altea 17.

Allí, Gustavo, dirige la cocina de un restaurante diseñado por él mismo, donde la brasa adquiere un protagonismo fundamental.

Y es que éste uruguayo, afincado ya muchos años en Valencia, cocinero de profesión y devoción, es amante del fuego e imprime en sus platos, en su carta, su amor por la brasa, ofreciéndola a diario.

Hemos tenido la ocasión de probar su menú ente semana, por menos de 10 euros (sin bebida, pero con postre), que llena sus mesas, a diario, de ex futbolistas, profesionales (muchos relacionados con abogacía y judicatura) y gente del barrio. Y si lo llena, por algo será.

Se trata de un local cómodo, de techos altos, espacioso (cuenta incluso con reservado en planta superior) y con algunas mesas en terraza. Servicio uniformado y atento.

Casella

Y desde la sala de control, desde la cocina de Gustavo, de Casel•la Restaurante,  se ofrecen primeros como el carpaccio de salmón y canónigos

Casella

O el foie con mermelada.

Casella

Y de segundos, pastas, arroces (individuales) y por supuesto, brasas.

Una brasa ( nada se olfatea en el local en ese sentido) que nos vino en forma de picaña, con un chimichurri casero y patata asada.

Casella

El postre, una tarta de manzana, rica y a la que, como siempre solemos decir, le sobraban los adornos, por innecesarios.

Casella

Descubierto queda, si bien  pendiente está conocer su carta más a fondo y especialmente alguna de sus actuaciones fusión con otros chefs. Esas, desde luego, no nos las perderemos.

Bien por Casel•la Restaurante

Deja un comentario